ATM: DISFUNCIÓN TEMPOROMANDIBULAR Y DOLOR OROFACIAL

atm disfunción temporomandibularLa ATM o articulación temporomandibular, es un conjunto de estructuras anatómicas que, con la función de diversos  grupos musculares, permiten a la mandíbula ejecutar movimientos de apertura y cierre, traslación y lateralización.

La ATM se compone  de dos superficies articulares que son el  cóndilo mandibular  y la cavidad glenoidea. Entre estas dos superficies articulares se interpone un disco articular que desempeña la función de amortiguador de choque (análogo a los meniscos de las rodillas). La zona superior del disco es convexa en la zona que corresponde a la cavidad glenoidea y cóncava en la zona que corresponde al cóndilo mandibular.

La principal causa de dolor en la cara de origen no dental que podemos referir  está producido por trastornos en la articulación temporomandibular (ATM)  y problemas de sobrecarga de la musculatura de la mandíbula. El síndrome de la ATM se define  como los problemas en forma de dolor,  ruidos articulares e  imposibilidad funcional derivada de una mala función de dicha articulación.

Las causas de los trastornos  temporomandibulares es desconocida pero pueden estar relacionados con diferentes factores:

1.-Alteraciones musculares y de oclusión: los pacientes presentan principalmente dolores musculares,  de cabeza, desgastes dentarios , apertura bucal limitada, etc. Esto es lo que ocurre en los pacientes con bruxismo, que rechinan y  aprietan los dientes  generalmente por estrés.

2.-Alteraciones menisco-condilares: presentan dolor y ruidos articulares, limitación de los movimientos mandibulares, desviación de la mandíbula en la apertura bucal, bloqueo articular, etc. Un caso típico sería el desplazamiento del cóndilo en distintos grados.

3.-Cuadros inflamatorios agudos o crónicos: presentan dolor y crujidos de la articulación . Un ejemplo claro serían la artritis y la artrosis.

4.-Hipomovilidad mandibular crónica: pacientes con limiación de los movimientos mandibulares, con patología orgánica de los músculos, cápsula, menisco y tejidos óseos.

5.-Transtornos del crecimiento y desarrollo: pacientes con asimetría facial, tumefacción articular,  dolor articular, impotencia funcional, etc.

Se calcula que entre un 40 y un 75% de la población presenta o ha presentado algún signo de disfunción en al ATM, sin embargo, la mayoría no busca atención médica puesto que los signos o síntomas presentados no afectan su calidad de vida diaria. La incidencia es mayor en mujeres que en hombres y es más frecuente entre los 15 y los 45 años de edad.

En la Clínica dental Llobell Cortell se realiza  una exploración básica de la ATM siguiendo este orden:

1.-Inspección del paciente: por si existen deformidades faciales,  asimetrías o desgaste dental excesivo.

2.-Palpación: de la ATM y de los  músculos temporal, masetero,  esternocleidomastoideo y   trapecio.

3.-Ausculatación con fonendoscopio de la articulación para detectar ruidos articulares.

4.-Manipulación mandibular en la que se comprobará la amplitud de la apertura, siendo la norma  40-45mm.

Para completar esta exploración clínica pueden realizarse diversas pruebas de  diagnóstico por la imagen, siendo la resonancia magnética la técnica de elección puesto que permite visualizar estructuras blandas permitiendo así un competo estudio del disco articular.

Es muy importante tomar como referencia las características del dolor existente en dicha patología para  poder localizar donde se encuentra  la lesión.

Teniendo en cuenta entonces las características del dolor presente en los pacientes, encontramos estos tres tipos de trastornos:

1.-Síndrome miosfacial: el dolor es regional, moderado y sordo y se agrava con los movimientos mandibulares. Puede desencadenarse por diferentes estímulos como tacto, presión, frío, sobre determinados puntos gatillo. Este dolor se reduce significativamente con la inyección de un anestésico local en el músculo y con el masaje y relajación muscular de la zona afectada.

2.-Trastornos del disco articular: el dolor es agudo y  localizado y aparece en los movimientos de apertura y cierre. Se suele acompañar de un clic o chasquido articular. Est tipo de dolor puede tener un origen ligamentoso, retrodiscal, capsular o artrítico.

3.-Bruxismo: el paciente presenta dolores de cabeza y/o cuello e hipertrofia muscular. El bruxismo es un movimiento oral parafuncional que se desencadena para liberar tensión emocional y cursa con apretamiento o rechinamiento dentario fuera de los movimientos fisiológicos masticatorios o de deglución. Etiología:

-Genética y personalidad.

-Problemas de oclusión.

-Trastornos del sueño.

-Alteraciones del Sistema Nervioso Central.

-Estrés.

Los pacientes con bruxismo presentan a la exploración hipertrofia temporal y masetera, facetas de desgaste dentarias, sensibilidad muscular aumentada a la exploración y describen dolor o rigidez masticatoria  por la tarde o al despertar por la mañana.

Los profesionales de la Clínica dental  Llobell Cortell cuentan con la preparación y formación  específica para establecer un correcto diagnóstico y de esta manera poder ofrecer un correcto enfoque terapéutico del problema. Dicho enfoque terapéutico puede incluir técnicas conservadoras y técnicas quirúrgicas. Entre las conservadoras destacan:

-Prevención de los hábitos y parafunciones.

-Ejercicios de contracción y relajación muscular.

-Aplicación de calor y frío en las zonas que presentan dolor.

-Fisioterapia.

-Tratamiento oclusal: eliminación de contactos prematuros, etc…

-Confección de férulas de desarga para relajar la musculatura o férulas de recapturación  del

disco.

-Tratamiento farmacológico  con antiinflamatorios principalmente.

-Infiltraciones de anestésico local.

Si estas técnicas conservadoras no solucionan el problema entonces se recurre a las siguientes técnicas quirúrgicas:

Artroscopia: es una técnica mínimamente invasiva que permite suprimir adherencia intraarticulares y reposicionar el menisco.

Artrocentesis: mediante la artrocentesis se logra un acceso intraarticular para realizar una

perfusión de líquido (solución láctica de Ringer al 10%) y producir así una expansión

hidráulica de la cápsula articular de forma      que se gane el volumen suficiente para lograr

la reposición del menisco articular. Además  este lavado intraarticular elimina las moléculas

inflamatorias presentes en el líquido  intraarticular responsables de desarreglos internos

articulares.  Una vez finalizado el proceso se puede irrigar la cápsula con antiinflamatorios o

analgésicos si fuera necesario.

Esta técnica se realiza Se puede realizar con anestesia local y sedación intravenosa.

Cirugía abierta de la ATM: puede incluir condilotomía, eminectomía, condilectomía y meniscoplastia.

Es muy importante que el tratamiento de las alteraciones de la articulación temporomandibular sea multidisciplinario e incluya al odontólogo, fisioterapeuta , psicólogo y cirujano maxilofacial (si fuera necesario) , para brindar un enfoque integral a la recuperación funcional de la persona afectada por dicha alteración.