La C. Valenciana ha sufrido cinco casos similares al de Funnydent – Se estima que hay más de 500 afectados con tratamientos a medias

cartel ortodoncia

El Colegio de Odontólogos cifra en 5 millones el fraude en el sector en los últimos 3 años

Un supuesto fraude de cinco millones de euros. Más de 500 afectados, que suscribieron con una financiera el pago de unos tratamientos odontológicos que en muchos casos están a medias. Clínicas que bajan la persiana y no dan más explicaciones que un sucinto mensaje impreso en su fachada. Personas desamparadas que no saben a quién acudir.

Hace una semana, telediarios y periódicos nacionales informaron sobre el cierre de una clínica dental de Madrid que dejaba en la cuneta a sus pacientes. El caso Funnydent encendió la mecha mediática a nivel nacional. Ayer, Levante-EMV informó de un caso similar protagonizado por la clínica Vegamar en la capital del Cap i Casal. Pero este no es el único sufrido por los valencianos.

Desde el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia apuntan los nombres de otras clínicas „cinco junto con Vegamar„ que han actuado de forma similar desde 2013: Clinikdent, Portus Dental, Boca y Dientes. Incluso, recuerdan el anterior caso de Dental Line.

Explosión de la burbuja

Enrique Llobell, presidente de la entidad, atendió ayer a Levante-EMV y expuso que «lo que ocurre es que nuestro sector está absolutamente descontrolado desde hace mucho tiempo. Creo que al explotar la burbuja inmobiliaria hubo mucho empresario que intuyó que había negocio y montó una clínica odontológica aunque no sabían de que iba el tema».

Así, el modus operandi que describe Llobell es similar en todos los casos. Tras la apertura, las nuevas clínicas realizan una fuerte campaña de publicidad y luego animan a sus clientes a firmar largas financiaciones.

«Hablamos de gente que tiene pocos recursos, a los que convencen con engaños. Por lo que todo esto es aún más grave. Les dicen que les hacen una oferta de 15.000 euros por un tratamiento que vale 50.000. Y en realidad el coste en un clínica tradicional es de 12.000. El paciente firma el crédito con una firma que es propiedad del mismo empresario y en el camino también se hipotecan con los intereses. Cuando el montante del negocio sube bastante y ven que tienen que seguir pagando los salarios y los gastos de la clínica bajan la persiana. Ya no es tan rentable. Ellos han cobrado el dinero y dejan a la gente con tratamientos sin finalizar», declaró el presidente del Colegio.

Llobell reconoció que «nuestro sector es sanitario y no estamos acostumbrados a estas prácticas. He visto anuncios con garantías de por vida, lo que es una barbaridad. Incluso, sé de casos de personas que después han tenido problemas, han ido a reclamar y les han dicho que era responsabilidad del dentista que se había ido. Creo que vamos a tener una avalancha de casos de forma inminente. Aún hay mucho por saber».

j. l. llagües | valencia

Info: http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2016/02/07/colegio-odontologos-cifra-5-millones/1376038.html