La Policía Nacional ha detenido a la cúpula de Vitaldent, en una operación en la Comunidad de Madrid, por supuestos delitos contra la Hacienda Pública y sus franquiciados, las clínicas dentales. Entre los detenidos está el dueño de la franquicia, Ernesto Colman, del que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sospechaba que iba a dejar el negocio y quedarse con el dinero. El fraude a sus franquiciados ascendería a más de 10 millones de euros.

El dueño de la franquicia de Vitaldent Ernesto Colman, que según la Fiscalía dirigía lo que ha dado en calificar una “organización criminal”, exigía a sus franquiciados que le pagasen grandes cantidades en metálico (un 10%) que no se declaraban a Hacienda, que posteriormente sacaba fuera de España, entre Suiza y Luxemburgo, y después las reinvertía en otros bienes, como inmuebles y fincas rústicas.

La Agencia Tributaria y la Policía llevaba más de dos años investigando esta franquicia después de que descubrieran a la ex mujer de Colman con grandes cantidades de dinero que traía de Suiza. De hecho, se le ha localizado al dueño varios millones de euros en cuentas en el citado país alpino. Un dinero que blanqueaba a través del negocio de la compraventa de caballos purasangres.

El fraude a sus franquiciados asciende a más de 10 millones de euros y la operación policial se precipitó ante la sospecha de que quería salir del negocio, dejando las franquicias a su suerte, informa Europa Press.

La operación, denominada Topolino y que desarrolla la UDEF de la Policía Nacional, continúa abierta -en estos momentos se están practicando 14 registros- y es fruto de numerosas denuncias de clientes de las clínicas dentales. Éstas siguen funcionando con normalidad.

Además de los 13 detenidos, por fraude fiscal y blanqueo de capitales, la Policía se ha incautado de un avión, valorado en un millón de euros, y 36 vehículos de lujo. También se ha decretado la prohibición de disponer sobre 124 fincas repartidas por toda España y de 103 rústicas. En una finca de Villacastín (Segovia), los investigadores han encontrado caballos.

Se han bloqueado los saldos bancarios, repartidos entre 25 entidades financieras, tanto de las personas físicas como jurídicas investigadas en Topolino y se han bloqueado 5 millones en activos financieros de dos SICAV.

Los investigadores no han hecho todavía una estimación exacta de a cuánto asciende el dinero blanqueado, pero advierten de que el fraude es millonario. No siempre se exigía el mismo porcentaje a sus franquiciados, pero eran grandes cantidades.

Varios de los detenidos pasarán a disposición de Juzgado de Instrucción Número 2 de Majadahonda que dirige las actuaciones y que ha declarado secreta la causa. Todas las detenciones han tenido lugar en la Comunidad de Madrid a excepción de uno, de 44 años de edad, que ha sido detenido en Torrevieja (Alicante).

Fuentes jurídicas han precisado a Efe que el inicio de la instrucción se produjo a raíz de una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción por supuestos delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo y estafa a franquiciados, contra el dueño de la clínicas Ernesto Colman, Bartolomé Conde, vicepresidente, y otras personas de la dirección del grupo.

Se encuentra también entre los detenidos, Vicente Samper, su director comercial desde 2005 hasta hace tan solo unas semanas, informa Europa Press. Samper se encargó de la expansión de Vitaldent tanto en España como en Portugal, Italia o EEUU.

La Policía se ha personado este martes en otra de las empresas de Colman NC Advertising, dedicada a la publicidad y que tenía a Vitaldent entre sus clientes. Los agentes han impedido este martes la entrada a los trabajadores en la sede de esta firma publicitaria, situada en el barrio de Salamanca.

Hasta las diez y media de esta mañana se habían realizado por orden del juez unos 8 registros, uno de los cuales se llevó a cabo en Torrevieja, y según avanzaba la mañana efectivos de la Policía Nacional había practicado 15 entradas y registros. Entre los lugares donde han entrado los agentes está la sede principal de Vitaldent, situada en la calle Valle de Alcudia, en la localidad madrileña de Las Rozas así como en tres despachos de abogados y en los domicilios de los detenidos.

Los agentes no permiten a empleados, personal externo o de paquetería el acceso a la sede de la empresa, informa Efe. Así, varios mensajeros que han acudido a lo largo de esta mañana a la sede para entregar encargos han visto como la Policía no les han dejado pasar al inmueble.

Tras la operación, tanto la Policía como la Fiscalía garantizan la continuidad de las clínicas de Vitaldent. El Ministerio Público incluso apuntaba en un comunicado que serán los propios franquiciados los que se van a encargar de la administración de sus clínicas.

Esta es la segunda operación vinculada a una red de clínicas dentales tras la desarrollada el pasado 29 de enero cuando fue detenido el responsable de Funnydent, Cristóbal López, por un delito de estafa tras el cierre inesperado de los nueve centros que disponía en Madrid y Cataluña.

Casi 400 clínicas

Vitaldent es una compañía especializada en servicios odontológicos integrales, que lleva más de 20 años en España. La red de Vitaldent está formada por cerca de 400 clínicas repartidas por todo el territorio español, con un equipo compuesto por más de 4.000 profesionales sanitarios, 2.000 odontólogos.

La organización de consumidores Facua ha recordado hoy que ya denunció en 2015 a la franquicia “por eludir su responsabilidad ante las reclamaciones a sus franquiciados”. El pasado mes de septiembre Facua ya advirtió de varias denuncias remitidas a la Agencia Española de consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan).

El Consejo General de Dentistas hizo público su apoyo a la denuncia de FACUA al señalar que “se está poniendo en peligro la salud de la población con la creciente mercantilización del acto sanitario y con el aumento de la publicidad sanitaria inapropiada y engañosa”, señaló la organización colegial de dentistas.

Intrusismo

Se da la circunstancia de que Ernesto Colman, estaba citado a declarar mañana miércoles en el mismo juzgado que dirige la operación contra la cúpula de su empresa a raíz de una demanda de intrusismo presentada por un paciente de una clínica de la localidad valenciana de Mislata.

El presidente del Colegio de Odontólogos de Valencia, Enrique Llobell, ha informado de que este paciente acudió a la entidad colegial a exponer una queja por haber sido atendido “por un intruso, no un dentista” en la clínica Vitaldent en la que estaba siendo tratado, informa Efe.

Los servicios jurídicos del Colegio de Odontólogos recomendaron a este paciente que presentara una denuncia en el juzgado y solicitara la presencia del responsable de las clínicas, como así hizo y aceptó el juzgado.

El presidente del Colegio de Odontólogos de Valencia ha recordado que Vitaldent acumula “montones de casos de denuncias”, entre ellos una presentada por esta entidad por un delito de intrusismo en una clínica de Xàtiva (Valencia) que está pendiente de sentencia.

Ha afirmado que ya existe una sentencia firme en Extremadura por un caso similar, de dos protésicos que trabajaban como dentistas en una clínica de la firma.

Llobell ha criticado “un problema muy importante” que existe en España y que es la permisividad en la publicidad que provoca, a su juicio, que existan “hipermercados dentales” ya que la administración permite que los famosos “anuncien dientes en todas las cadenas”.

Info: http://www.elmundo.es/sociedad/2016/02/16/56c2dbd1268e3e8f0b8b4628.html