Implantes dentales Valencia

¿Por qué elegir los implantes dentales?

Los implantes dentales son estéticamente perfectos y funcionales, son ideales para reemplazar dientes con  estabilidad superior a los naturales, cuando se colocan se mejora la funcionalidad de la boca y la sonrisa.

implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?

La odontología ofrece confort total con este tipo de raíces artificiales, porque son aditamentos capaces de sustituir las piezas dentales que se pierden por distintas causas. Una alternativa capaz de integrarse de forma natural y sana a los tejidos de la boca, aumentando las opciones estéticas del paciente, manteniendo intactas las funciones de masticación. El objetivo es conseguir un anclaje perfecto ayudando a conservar la firmeza de las prótesis móviles y asemejándose a las fijas. Una propuesta muy demandada por los pacientes que no quieren perder el aspecto del rostro, evitando el deterioro de los tejidos y posibles arrugas o pliegues al reemplazar la pérdida de volumen en la cavidad bucal y la función del hueso de los maxilares con los implantes dentales. Este tratamiento permite realizar otros procedimientos ortopédicos y ortodónticos que serían imposibles de llevar a cabo sin estos anclajes. Fabricados en titanio puro se convierten en sustitutos de las raíces naturales, introduciéndose en el interior de la mandíbula están osteointegrados para poder soportar los nuevos dientes artificiales.

Las prótesis dentales o coronas son semejantes a las piezas naturales y presentan distintas partes, entre ellas:

es la parte de la fijación que emerge de la cavidad.
aporta estética a la boca al recubrir el pilar de las raíces artificiales o implantes dentales.
la porción que se sitúa en la zona inferior de la encía.

¿Qué molestias produce el tratamiento al paciente?

En la mayoría de los casos, está comprobado que este procedimiento quirúrgico se efectúa con mínimas molestias incluso ninguna, por estar perfectamente protocolizado. El uso de anestesia local durante el tratamiento evita cualquier tipo de sensación de dolor y el paciente percibe únicamente el sonido del instrumental o una leve sensación de presión. La intervención presenta un excelente postoperatorio, porque las molestias después del efecto anestésico son muy ligeras y sólo ocasionalmente pueden ser intensas. La reacción reparadora del tejido en algunos pacientes, puede presentar después del implante una leve inflamación en la zona con presencia de hematoma. Un aspecto en personas con predisposición especial que desaparece rápidamente. Este tratamiento puede realizarse también en régimen hospitalario con anestesia general, cuando el facultativo indique este tipo de intervención por las condiciones especiales del paciente. El equipo especializado de nuestra clínica mejora el efecto de este procedimiento, evitando las posibles molestias después de la colocación de raíces artificiales.

¿Cuáles son las fases del tratamiento?

El odontólogo personaliza la atención de este método con su equipo implantológico en cada caso, informando las distintas etapas que pueden incluir:

  • Fase inicial: el profesional planifica y estudia detenidamente las mejores condiciones para realizar la técnica en cada persona.
  • Fase quirúrgica: incluye una o varias actuaciones dependiendo de la necesidad del paciente.
  • Fase restauradora: implica la colocación de coronas o fundas.
  • Fase de mantenimiento: se realiza con los controles del profesional en la consulta, según indicaciones del dentista.

¿En qué casos se necesitan intervenciones especiales?

Los procedimientos quirúrgicos de implantes dentales pueden presentar alteraciones en muy raras ocasiones, relacionadas con la cantidad o calidad de encías y hueso. En estas situaciones poco habituales, se puede necesitar un tratamiento dirigido específicamente a brindar una solución efectiva. Una técnica que se basa en injertos utilizados del paciente o bien en incrementar la calidad y cantidad de tejido con materiales sintéticos en la zona, donde se tienen que colocar los implantes.

Casos muy concretos por deficiencias del paciente en su constitución, resueltos con modernos métodos que garantizan la funcionalidad y seguridad de la intervención quirúrgica.

¿Cuándo rechaza el organismo los implantes?

Fabricados con titanio quirúrgico es un material estable, bioinerte y biocompatible, que tiene como principal ventaja la fácil integración al hueso y una excelente tolerancia del paciente porque se adapta muy bien a los tejidos blandos. No se conocen reacciones adversas ni tóxicas, tampoco irritativas del metal sobre el tejido vivo, determinando que el propio organismo no considera extraño los implantes dentales. Estos datos confirman que son improbables las reacciones alérgicas a este material. Existen situaciones poco frecuentes donde puede ser necesario retirar la pieza, porque la osteointegración no ha sido la adecuada.

Las razones de estos casos poco frecuentes, se deben a causas derivadas de distintos factores:

  • Deficiencias del paciente en la vascularización.
  • Infecciones en la zona operada.
  • Alteraciones del organismo en procesos reparativos por sobrecarga funcional, estrés o tabaco, que dificultan la aceptación orgánica de la prótesis.

¿Cómo se realiza la cirugía de una etapa?

Es el tratamiento que utiliza implantes dentales no sumergidos, con rebordes metálicos de una sola pieza. Están diseñados específicamente para sobresalir a través de la encía, hasta que el hueso se adhiere perfectamente a la raíz artificial. La conexión del implante al pilar se produce después de un tiempo de cicatrización, durante el cual se fabrica la corona que sustituye la pieza dental. La técnica de una sola pieza se desarrolla en una etapa que implica la inmediata conexión del pilar temporal, es similar al implante que se adapta en una sola pieza.

El éxito de los dos tipos de intervenciones es similar y será el especialista junto a su equipo, quien valore el mejor procedimiento a realizar dependiendo del paciente y las mejores condiciones, garantizando un proceso satisfactorio.

Influencia del tabaco en los implantes dentales

Los resultados de este tipo de tratamiento odontológico pueden verse afectados negativamente, en personas con problemas de tabaquismo. El factor de riesgo adicional en relación con los implantes dentales se debe a la disminución de riego sanguíneo, que afecta directamente al hueso, tejidos blandos, encías y mucosa. El fracaso del procedimiento en pacientes fumadores se produce al presentar situaciones, como:

  • Lentitud en el proceso de cicatrización.
  • Probabilidad mayor de infecciones de las áreas operadas.
  • Reducción de la capacidad de reparación en lesiones bucales.

¿Qué sucede en caso de pérdida del implante?

Los protocolos terapéuticos en estos casos prevén actuaciones muy concretas, aunque las probabilidades de estas situaciones son ínfimas. El equipo médico de Clínica Llobell Cortell que realiza implantes dentales establece actuaciones previas, para evitar posibles pérdidas de las piezas. Cuando se presentan antes de la colocación es posible corregir las causas, para evitar consecuencias y volver a implantar la raíz artificial. En los casos posteriores de pérdida, el profesional procede a desmontar la prótesis y se coloca nuevamente. Ante situaciones de implantes remanentes, no será necesaria la reposición de la pieza para garantizar la firmeza de la prótesis.

Todas las clínicas dentales suelen recomendar a los pacientes dejar de fumar antes de los tratamientos dentales, más que por estética por salud dental. El implante colocado en pacientes fumadores es posible que sufra algún tipo de rechazo.