El Colegio de Dentistas de Valencia (ICOEV) ha dado a conocer que el 54% de las reclamaciones presentadas ante la organización colegial valenciana por parte de pacientes corresponden a actuaciones realizadas en clínicas mercantiles y franquicias. A lo largo del pasado año, el ICOEV registró 83 quejas de pacientes, de las que 45 correspondieron a este tipo de clínicas mercantiles y el resto a consultas unipersonales y centros policlínicos.

 El número de reclamaciones de pacientes por problemas con sus tratamientos dentales ha registrado un relevante aumento en los últimos años, hasta el punto de quintuplicarse. Así lo demuestra el hecho de que sólo en la provincia de Valencia se pasaron de las 16 quejas de 2009 a las 83 del pasado 2014. Desde el ICOEV se ha alertado del riesgo que supone la mercantilización para la odontología y sobre todo para la atención al paciente. En ese sentido, su presidente, el doctor Enrique Llobell, ha cuestionado abiertamente a aquellas clínicas donde la persona que llega en busca de asistencia es vista “como un cliente y no como un paciente”. Por dedicaciones profesionales, cabe reseñar que el 43% de las reclamaciones correspondieron a casos de implantología y otro 40% a odontología conservadora. En menor medida la ortodoncia y las exodoncias también estuvieron presentes, con el 12% y el 3% de las reclamaciones, respectivamente.